Yoga para Niños o Yoga Infantil

by Susana

in Yoga Infantil

Aunque te parezca mentira, existen clases de yoga para niños o yoga infantil en casi todos los centros de yoga. Ya sé que parece difícil imaginarte sus pequeños cuerpecitos siguiendo las poses del instructor, estirando sus brazos y piernas, inhalando y exhalando al mismo tiempo que sus otros compañeros y compañeras de los cursos de yoga para niños, pero en realidad nuestros hijos e hijas necesitan practicar el yoga por las mismas razones que nosotros. Ademas, el yoga para niños es un ejercicio divertido y entretenido.

Yoga para Niños o Yoga Infantil

Al igual que los adultos, los niños están expuestos al estrés de todos los días. Por supuesto que no es debido al abundante trabajo o los gastos familiares, pero ellos también pueden acabar agotados. Tareas, actividades escolares que incluyen deportes o estudio académico, incluso un calendario repleto de clases de ballet, piano y natación, pueden desgastar toda su energía.

El yoga para niños es en muchos sentidos, similar al yoga para adultos. Los cursos de yoga para niños enseñan el conocimiento de los sentidos, la coordinación y la flexibilidad. Al igual que los adultos, los niños que siguen las clases de yoga aprenden a relajarse a través del yoga.

Clases de Yoga para Niños

Las clases de yoga para niños incorporan la diversión y la creatividad en sus ejercicios. Poses animadas y estiramientos básicos ayudan a promover la coordinación, un cuerpo fuerte, la flexibilidad y el conocimiento y descubrimiento de uno mismo. Los ejercicios de yoga para niños también incluyen concentración, relajación y técnicas de autocontrol. Estos promueven la fortaleza espiritual, la confianza y el respeto por uno mismo. Adicionalmente, en muchas de las clases de yoga para niños, el respeto a todas las criaturas también es enseñado. Para añadir a todo estos cursos de yoga, la imaginación de los niños es constantemente estimulada y aprenden a visualizar.

El plan de estudios de los cursos de yoga para niños incluye juegos que permiten a los niños a interactuar. El currículo también incluye el estudio de los animales y sus movimientos (es común aprender poses de la vaca, pollo, gatos, cerdos, caballos, mariposas e incluso del elefante), incluye el estudio de la naturaleza y su belleza (que podría incluir poses como la estrella, el arco iris y la media luna) y por último el estudio básico de la anatomía

Al igual que las clases de yoga para adultos, los cursos de yoga para niños también tienen varios niveles de aprendizaje. Existen clases de yoga para niños y padres al mismo tiempo donde se destaca en gran medida la coordinación entre padres e hijos y se centra más en la música, juguetes y poses básicas. También hay clases de yoga infantil para niños en edad preescolar donde se enfocan en las actividades físicas como juegos interactivos, el mimetismo de los animales y poses adicionales. Para aquellos niños con edades entre 5 y 12 las clases de yoga se centran alrededor de la concentración, el manejo del estrés y las técnicas de relajación. Poses más complejas así como juegos también son incluidos en los cursos de yoga más avanzados.

Lista Básica de Poses y Ejercicios de Yoga para Niños

Esta es una pequeña lista de posturas y técnicas de relajación que ayudan a introducir la práctica del yoga a los niños de todas las edades:

  1. Pose de la Hoja: Se comienza con la espalda recta y los pies juntos. Esta es la posición básica para todas las poses. Sostenga los tobillos con las manos y lentamente arquear la columna vertebral hacia el exterior y luego volver la espalda a la posición recta.
  2. Pose de la Flor: En el yoga infantil, la pose de la flor comienza con la posición básica. Sostenga ambos tobillos y toca el piso con tus rodillas unas 10 a 20 veces.
  3. Pose del Grillo: Puedes comenzar con la pose básica pero también puedes permitir al niño que se siente con las piernas cruzadas. Sujeta los tobillos. Inclina tu cabeza alternativamente de mirar hacia adelante y luego hacia arriba. A continuación, toca la oreja derecha con el hombro derecho. Hacer lo mismo con la oreja izquierda. Repetir.
  4. Pose de la Lechuza: Cruzar las piernas y sentarse con los brazos a los lados y las palmas en el suelo. Mueva la cabeza mirando primero a la derecha y luego a la izquierda. Si el piso te puede soportar, intenta girar tu cuerpo usando las manos. Repetir.
  5. Pose del Ave: Comenzando con la pose básica, pon las manos entrelazadas en la parte baja de la espalda. Haz un jalón de hombros e inclina la cabeza hacia atrás pero mirando hacia arriba. Retener esa posición por un corto tiempo, y luego relájate. Inclina tu cabeza hacia adelante. Repetir.
  6. Pose de Ardilla: Comenzar sentado con las piernas cruzadas. Levante los brazos hacia arriba y estirar cada uno de ellos lentamente. Siempre mirando hacia arriba. A continuación, estira los brazos hacia los lados, haciendo círculos hacia atrás y hacia adelante con ellos.
  7. Pose de la Foca: Empieza sentándote con las piernas abiertas y con la espalda recta. Gira tu cuerpo hacia una pierna. Estira y sujeta la pierna con las dos manos y luego inclínate hacia ella. Repite 4 veces. A continuación, inclínate hacia adelante entre tus dos piernas mientras las sujetas. Arquear la espalda mientras realizas este movimiento. Para terminar, apunta hacia adelante tu pie izquierdo mientras tu pie derecho esta flexionado, y viceversa. Repetir con ritmo.
  8. Pose del Saludo: Esta pose del yoga para niños comienza sentado con las piernas muy separadas y la espalda recta. Extiende tus piernas pero no hasta el punto de estar tensas. Apunta los dedos del pie, presiona tus palmas y saluda. La tensión debe ser liberada en ese momento. Presiona una vez más. Levanta los brazos hacia afuera y luego hacia los lados. Estira los brazos al mismo tiempo que los levantas. Posiciona tus manos como si estuvieras rezando. Relájate y repite.
  9. Pose de la Serpiente: Primero comenzar acostada y coloca las piernas juntas y doblando las rodillas. Mantenga los pies apoyados en el suelo con los brazos a los lados. La parte superior de la espalda debe estar relajada. Llenar los pulmones con aire. Hacer algunas contracciones abdominales y mantener la posición. Relájate y repite.

Estas son solo algunas de las poses que forman parte del currículo en los cursos de yoga para niños o yoga infantil. Es recomendable comenzar los ejercicios siguiendo los pasos de un instructor de yoga especializado en niños, no solo para prevenir cualquier accidente sino también para comenzar con la correcta posición de cada pose desde un comienzo.

Luego de terminada las clases de yoga para niños por lo general continúa el momento de tranquilidad:

De 2 a 10 minutos, el niño deberá meditar sentado con las piernas cruzadas. Asegúrate que la espalda este siempre recta. Con las manos entrelazadas, descansando en su regazo. Los ojos deben estar cerrados. Inhale y exhale, teniendo cuidado de hacerlo con facilidad. Contar durante la respiración, 50 repeticiones (o respiraciones en este caso) será suficiente. Una vez terminado, abrir los ojos lentamente, luego estirarse mientras se pone de pie.

Caminar también puede ser incorporado a la meditación. Esto es la mejor estrategia sobre todo para niños con mucha energía. Es fácil de hacer: mientras caminan, solo inhalar y exhalar manteniendo la concentración.

El yoga para niños es muy versátil. Por ejemplo mientras están acostados sobre su espalda, los niños podrían hacer un poco de yoga. Para ello, necesitan cerrar los ojos y pensar en el movimiento de un péndulo o un columpio. Dejar que se relajen y sientan en momento sin ser interrumpidos. Abrir los ojos, estirarse y sentarse lentamente mientras terminan la meditación.

Conclusión: Clases de Yoga para Niños 

Como veras los beneficios de la práctica del yoga a tan corta edad tienen muchos beneficios para el cuerpo y la mente de nuestros hijos. Para poder aprovechar todos estos beneficios solamente necesitas inscribir tu hijo o hija en alguna de las clases de yoga para niños que se ofrecen a diario en diferentes locales.

Si te gusto el articulo, ayudame a compartirlo. Gracias!

    { 1 comment… read it below or add one }

    Amanda P diciembre 27, 2011 a las 7:01 am

    Me encanto el articulo, justo estaba pensando en alguna actividad para mis hijos durante el verano, y el yoga me parece magnifico. gracias

    Responder

    Leave a Comment

    Previous post:

    Next post: